En ATEM ofrecemos una serie de terapias rehabilitadoras y son las siguientes:

LOGOPEDIA:

La logopedia es la disciplina sanitaria encargada de prevenir, evaluar, diagnosticar y tratar problemas de la comunicación, la audición, el lenguaje tanto oral como escrito, la voz, el habla, los problemas orofaciales  (dificultad del conjunto de órganos que permiten masticas, deglutir, hablar, respirar, etc.) aplicando terapia miofuncional (conjunto de procedimientos y técnicas utilizados para la corrección del desequilibrio muscular orofacial, la creación de nuevos patrones musculares en la deglución, la articulación y la reducción de hábitos nocivos) y los trastornos de la deglución.

Los logopedas trabajan con personas de cualquier edad con o sin discapacidad ya que las patologías que se incluyen dentro de la función del logopeda pueden ser funcionales, orgánicas, adaptativas o de aprendizaje.

La función del logopeda no es solo enseñar a hablar bien, sino de proporcionar a las personas que lo necesitan un sistema de comunicación que les permita expresarse, ya sea mediante el lenguaje oral, escrito, gestual, por pictogramas…

FISIOTERAPIA:

La Fisioterapia es una disciplina de la Salud que ofrece una alternativa terapéutica no farmacológica que, en muchos casos, ayuda a paliar los síntomas de múltiples dolencias, tanto agudas como crónicas.

Frecuentemente se relaciona la Fisioterapia o a los Fisioterapeutas con el masaje, pero su arsenal de técnicas terapéuticas es mucho más amplio.

La fisioterapia y, en concreto, el fisioterapeuta, como agente de salud, trabajan para la prevención (para disminuir el estrés que en el día a día se acumula en el cuerpo y ocasiona que los dolores vayan a mas, el papel de los Fisioterapeutas es importante para conseguir la máxima calidad de vida de las personas), recuperación (la fisioterapia tiene como fin paliar o reparar los efectos de una lesión ya sea a nivel óseo, muscular, articular, lesiones del sistema nervioso central y periférico), curación y paliación de los problemas musculoesqueléticos y posturales.

Partiendo del concepto actual de Salud, los fisioterapeutas actúan desde tres niveles: primario (prevención, educación y habilitación), secundario (curación de procesos) y terciario (tratamiento de recuperación funcional en patologías y procesos ya instaurados y crónicos).

TERAPIA OCUPACIONAL (T.O.):

La Terapia Ocupacional (T.O) es, según la definición de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “el conjunto de técnicas, métodos y actuaciones que, a través de actividades aplicadas con fines terapéuticos, previene y mantiene la salud, favorece la restauración de la función, suple los déficit invalidantes y valora los supuestos comportamentales y su significación profunda para conseguir la mayor independencia y reinserción posible del individuo en todos sus aspectos: laboral, mental, físico y social”.

En ocasiones la traducción literal del término Terapia Ocupacional, da pie a confundir la finalidad de ésta disciplina con la intención de tener ocupada o entretener a la persona. Por lo que es importante remarcar que el fin de la T.O es conseguir la máxima funcionalidad de la persona con algún tipo de limitación, ya sea física, cognitiva, conductual o una variedad de ellas, a través de la actividad con sentido y/o talleres terapéuticos con unos objetivos tanto generales como específicos.

Los profesionales que desarrollan esta profesión, están dotados de unos conocimientos socio-sanitarios englobados dentro del ámbito de la rehabilitación, los cuales permiten la intervención en tres ambitos: automantenimiento, productividad y ocio de la persona y además dotan al profesional de la capacidad para:

  • Realizar una valoración de las capacidades y limitaciones de la persona. (Con las diferentes bacterias del servicio).
  • Prevenir discapacidades (desequilibrios, disfunciones ocupacionales, anticiparse a posibles lesiones y patologías).
  • Realizar valoración de las capacidades sensoriales, superiores, sociales y psicológicas.
  • Elaborar y evaluar programas de tratamiento de rehabilitación con sus correspondientes objetivos individualizados.
  • Obtener la implicación por parte del paciente en su propio tratamiento.
  • Entrenar y reeducar en las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria.
  • Entrenar el uso de ayudas técnicas siempre y cuando no sea necesario, compensando sus limitaciones.
  • Confeccionar y realizar la prescripción de órtesis, prótesis y ayudas técnicas, así como el entrenamiento de la persona en su utilización.
  • Adaptar el entorno y elaborar programas de eliminación de barreras arquitectónicas. Asesorar a familias, usuarios y profesionales de otras especialidades.
  • Evaluar los medios de transporte y sus posibles adaptaciones.
  • Capacitar al individuo para lograr el mayor grado de reinserción socio-laboral posible como miembro activo dentro de su comunidad.
  • Ayudar al individuo a reajustar sus hábitos diarios.
  • Reinserción del individuo en su vida cotidiana y en su medio en las mejores condiciones posibles.
  • Colaborar con instituciones públicas y/o privadas para la promoción y desarrollo de programas de intervención en población con discapacidad.

PSICOLOGÍA:

La psicología es una ciencia en desarrollo. La palabra proviene del griego, donde “psico-” significa “mente” y “-logía” significa “estudio o ciencia”.

Por lo que, la psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales de las personas, en las tres dimensiones principales: cognitiva, afectiva y conductual.

A lo largo de muchos años la Psicología se ha ido formando y ha ido adquiriendo relevancia tras utilizar métodos como la observación, el análisis de los datos a través de la estadística y la formulación de teorías psicológicas. Su intención es establecer hipótesis sobre el origen del comportamiento humano, para poder rehabilitar o buscar el cambio y/o mejora de las personas. Es decir, busca explicar por qué hacemos lo que hacemos con el fin de mejorar nuestra calidad de vida.

A lo largo de la historia se han creado muchos enfoques desde donde practicar la psicología, pero en este manual nos centraremos en el enfoque Cognitivo-Conductual.

NEUROPSICOLOGÍA:

La Neuropsicología es la ciencia que estudia la presencia de cambios en los procesos cognitivos, emocionales y comportamentales; y su posible relación con una estructura cerebral, o la existencia de una lesión o funcionamiento anómalo del cerebro.

Un/a neuropsicólogo/a se ocupa entonces del diagnóstico (Evaluación Neuropsicológica) y el tratamiento (Rehabilitación Neuropsicológica y/o Estimulación cognitiva) de aquellos problemas cognitivos, conductuales y emocionales que pueden ser resultado de diferentes procesos que afecten al normal funcionamiento cerebral.

En la Evaluación Neuropsicológica, el/la profesional administra varias pruebas o test estandarizados que le permitirán obtener una puntuación objetiva y concreta sobre las capacidades de las funciones cognitivas. Además, se podrá realizar varias medidas a lo largo del tiempo que permitan conocer la evolución del/la usuario/a.

En la Rehabilitación Neuropsicológica y/o Estimulación Cognitiva se realizan ejercicios, actividades y/o juegos para ralentizar o rehabilitar el deterioro cognitivo de las funciones cognitivas.

¿Qué son las funciones cognitivas? Son los procesos mentales que nos permiten ser y hacer, como la atención, la concentración, la velocidad de procesamiento, la memoria verbal, la memoria visual, el razonamiento, el lenguaje, las praxias, la orientación, etc.

La clave para una buena Estimulación Cognitiva radica en no detenernos solo a trabajar las funciones afectadas, sino también dedicar tiempo a potenciar aquellas funciones que conservamos con buena funcionalidad. Es por ello que no tiene que existir necesariamente una lesión o daño cerebral para recibir Estimulación Cognitiva. También se puede trabajar desde la prevención manteniendo nuestro cerebro activo. Para ello te proponemos una serie de actividades que puedes realizar desde casa, sobre todo a nivel preventivo. Pero siempre que sospechemos que pueda existir un posible daño cerebral recomendamos acudir a un profesional que te asesore.

TRABAJO SOCIAL:

“El Trabajo Social es un profesional que centra su labor en el empoderamiento de las personas, desarrollo personal social y comunitario, de manera que éstas sean protagonistas de sus propios cambios y superen sus dificultades saliendo fortalecidas de las mismas”

El trabajo social es una profesión de la rama social que busca favorecer el desarrollo de los vínculos humanos saludable y fomentar cambios que deriven en un mayor bienestar de las personas. Mediante la metodología de intervención contribuye al conocimiento y transformación social, incidiendo en la participación y empoderamiento de las personas, familias, grupos y comunidades.

El trabajador social es un profesional de la acción social que se ocupa de fomentar el bienestar del ser humano y la prevención y atención de dificultades y/o carencias sociales de las personas, familias, grupos y del medio social en el que viven.

Es la persona encargada de dar información, orientación y ayuda psicosocial a personas y grupos familiares en situación de crisis, violencia, desorganización, pérdidas familiares, laborales o de vivienda. También ayuda a personas con dificultades para la integración social (marginados, inmigrantes, personas con disminución psíquica o física…).

El trabajador social recoge las demandas de estas personas, hace un estudio de la situación y establece un plan de intervención para mejorar la situación de los usuarios.

TRANSPORTE ADAPTADO

AYUDA A DOMICILIO